Enrique Rojas de ESPN Deportes habla sobre el Clásico Mundial de Béisbol

ESPN's Enrique Rojas with Pablo Sandoval. (ESPN)

Enrique Rojas de ESPN Deportes entrevista a Pablo Sandoval de los Gigantes de San Francisco (ESPN)

ESPN Deportes ofrecerá una cobertura completa del World Baseball Classic. Por los últimos ocho años, Enrique Rojas se ha distinguido en los medios de comunicación, por su destacada cobertura en el ámbito del béisbol. Front Row habló con él sobre su experiencia en ESPN y lo que espera del Clásico.

WBC_logo-285x300

Eres muy reconocido por ser el primero en reportar muchas noticias sobre el béisbol ¿Cuál ha sido tu primicia favorita trabajando con ESPN?
Son muchas noticias, pero sin lugar a dudas que el verano del 2008 fue inolvidable. Teníamos a Manny Ramírez peleando con los Medias Rojas de Boston para obligarlos a extenderle el contrato o cambiarlo, y el único medio entre el pelotero y el resto del mundo fue ESPNdeportes.com. Por varias semanas, Ramírez fue la principal noticia deportiva y ESPNdeportes.com fue su canal para expresarse. No es común que algo así ocurra en estos tiempos con tantos medios especializados compitiendo por las mismas noticias. Generalmente un medio da una noticia y en lo adelante todos los demás tienen el mismo tipo de acceso, sin embargo en este caso no fue así, afortunadamente para nosotros.

Cuál será tu rol durante la cobertura del Clásico?
Estaré reportando para SportCenter diariamente, realizando el show “Zona ESPN Nueva York” por ESPN Radio Nueva York 1050 AM y, por supuesto, buscando noticias y escribiendo análisis para ESPNdeportes.com y ESPN.com.

¿Qué diferencias ves entre los fanáticos que siguen el Clásico en comparación con las Grandes Ligas y la Serie del Caribe?
El Clásico es como una Serie del Caribe ampliada. Las diferencias culturales de los países se pueden parpar en las gradas. Para occidente fue impresionante conocer como los asiáticos, especialmente los coreanos, celebran en las gradas durante un partido. Los caribeños creíamos que teníamos la pasión más alta en las gradas, pero debo reconocer que esa supuesta certeza flaquea cuando tienes la oportunidad de ver un partido entre Japón y Corea del Sur.